Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

En Cantabria necesitamos trabajadores bien formados en la construcción

Isabel Arozamena - El Diario Montañés

Foto: Roberto Ruiz :: Varios trabajadores en una obra de viviendas en Santander. 

El presidente de los Constructores y CEO de Grupo Pinta, Gervasio Pinta, anima a acudir a los módulos de FP ante la falta de albañiles, alicatadores y encofradores. 

El antaño atractivo sector de la construcción con una gran salida en el mercado laboral, todavía no se ha recuperado del impacto brutal de la crisis once años después. Tanto es así que los constructores y promotores de Cantabria no encuentran operarios para cubrir los puestos de trabajo especializados en una actividad que está experimentando «un poco de mejoría». Así de claro lo indicó a este periódico el presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria, Gervasio Pinta: «Pedimos trabajadores para la construcción a las oficinas de empleo y no hay».

La razón hay que buscarla, a su juicio, en que se trata de un sector que, por la crisis, ha pasado de ser deseado por todos a «ser poco atractivo, posiblemente porque todavía existe la idea de que es una actividad poco estable y temporal». Un concepto que desmiente de forma tajante. «Yo animo a los jóvenes a que se formen en la construcción», apuntó Pinta, ya que considera que hay mercado de trabajo seguro para oficios que ahora escasean. Hay mucha demanda de albañiles, especialistas en pladur, encofradores y alicatadores. «Se necesita de todo», resumió.

La enseñanza se obtiene en módulos de Formación Profesional (FP) de construcción «que casi no tienen alumnos». Hay tanto un grado superior como uno medio. Este último se imparte en la Fundación Laboral de la Construcción de Cantabria, cuyo presidente es también Gervasio Pinta.

En lo que va de año, la actividad en el sector «ha mejorado un poco», destacó Pinta, «no hay más que ver las grúas que hay». Pero hay previsión de que en los próximos meses «cuando se estabilice la situación» haya un repunte más acusado por lo que la Asociación de Constructores prevé que haya todavía más demanda de trabajadores. «Ahora hay pocos operarios especializados y la mayoría de los que tenemos en Cantabria están en comunidades limítrofes como el País Vasco donde hay algo más de actividad», explicó Pinta.

El sector de la construcción fue el primero que cayó con la crisis y once años después no se ha recuperado, al quedar las secuelas. El presidente de los constructores cántabros aseguró que «hemos sido un sector muy castigado», pero ahora es un trabajo «estable» y en cuanto a los sueldos «invito a los trabajadores que buscan empleo que miren el convenio colectivo de la construcción que es uno de los más altos» en las respectivas categorías salariales.

Si hay dificultades para encontrar jóvenes con formación en los distintos oficios de la construcción, Pinta apuntó que todavía es peor la localización de encargados de obras y oficiales. «La edad media es de más de 50 años», apuntó. Y los que tenían esa edad cuando estalló la crisis «ya están jubilados».

En 2018 la Fundación Laboral de la Construcción formó a más de 4.000 profesionales del sector, y se impartieron cerca de 180.000 horas de formación a través de 550 cursos especializados en diferentes materias.

El 58% de los alumnos formados lo hizo en prevención de riesgos laborales, seguidos del 40% en alguna materia relacionada con los oficios propios del sector. Por otro lado, nueve de cada diez alumnos se formaron en modalidad presencial. En cuanto al perfil del alumno, corresponde a un hombre de entre 36 y 45 años de edad, ocupado, con estudios de Graduado Escolar y de nacionalidad española. Atiende tanto personas en paro como trabajando.

La Fundación se creó en 1993 y cuenta con tres centros de formación en Maliaño, Revilla de Camargo y en las antiguas escuelas de Solvay de Barreda.

https://www.eldiariomontanes.es/economia/cantabria-necesitamos-trabajadores-20190421210819-ntvo.html